13 sept. 2019


CELEBRACIÓN DEL NOVENO CENTENARIO DE LA CARTA DE CARIDAD
Monasterio de Las Huelgas de Burgos
9 de septiembre de 2019




La Carta de Caridad fue la primera constitución de la Orden Cisterciense. Un documento jurídico que se proponía regular las relaciones entre los monasterios de la naciente Orden. Pero no es menos cierto, que lo que subyace en ella es el ánimo de establecer relaciones efectivas de caridad y amistad entre los monasterios cistercienses presentes y futuros. Y este es para nosotros el gran logro de la Carta de Caridad descubrir que monasterios y monjes cistercienses estamos llamados a una relación de amor y amistad entre nosotros, como monjes en comunidad, y entre nuestros monasterios como pertenecientes a una Congregación y una Orden. La Carta de Caridad fue un documento para una orden en expansión, pero sus intuiciones y su espíritu son fácilmente aplicables, o quizás más, para una orden o congregación en merma. Porque si nos necesitamos en relación para crecer, cuanto más en la precariedad.

Conservar nuestro carisma cisterciense y la autonomía de nuestros monasterios tienen que tener siempre un motivo pastoral, es decir, para el bien. Y por ello tienen que ser custodiados y supervisados por nuestras respectivas órdenes desde una cada vez mayor relación de confianza y caridad. Para que nuestros monasterios, para que nuestras Congregaciones y Ordenes no se desvíen del objetivo último de nuestra vocación de extender el “Reino de Dios” en el mundo.
Y en la relación nos abrazamos todos. Muchas gracias.
M. Cándida Saráchaga González                                                                                                          Abadesa presidenta de la Congregación de Castilla, OCist






No hay comentarios:

Publicar un comentario