2 dic. 2014


                                   



"Señor, descúbrenos la alegría de la paciente espera, activa y fecunda, que nos hace comprometernos con los que nos rodean, especialmente, con los que más sufren. 

Enséñanos a hacer crecer la esperanza de algo nuevo, a dar una palabra de aliento al que no ve con amor el presente ni parece esperar nada del futuro. 

Es tiempo de espera, Señor, pero también es tiempo de donación y compromiso efectivo. No dejes que durmamos indolentes ante el hermano que nos pide un poco de luz.

Que descubramos la fe sencilla de María, que dio su vida para alumbrar el Reino y hacer nacer la esperanza, con la venida del Mesías, al nuevo pueblo de Dios"

Meditación de Adviento de nuestra Madre Presidenta

No hay comentarios:

Publicar un comentario