15 ene. 2013

Fiarse de Dios



Quien confía en Dios, quien se fía de Dios, 
vive plenamente la Fe. 

Vivir esta experiencia es vivir toda una aventura, y cuando esta aventura dura toda una vida... es algo apasionante. 

Es algo así como lanzarse en paracaídas con los ojos cerrados, con la plena seguridad de que Dios está ahí 
para acogernos y guardarnos en todo momento 
como a las niñas de sus ojos.

Vivamos este Año de la Fe con una plena confianza en el Amor y la Misericordia de Dios
siendo testigos para nuestros hermanos de la Fe 
en la que creemos y que deseamos compartir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario