2 ago. 2014

Fuente



Acudamos a la Fuente, al lugar apartado y tranquilo al que nos convoca el Señor. Que las fuerzas restablecidas en los días de descanso, en cada momento de oración, nos lleven a crear en nosotros un corazón jubiloso y pacífico, que acoge la gratuidad del don de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario