2 abr. 2015

Triduo Pascual



Cristo hoy abraza “hasta el extremo” la voluntad de Dios, hasta dar la vida por sus amigos, por sus hermanos. Hoy Cristo se ofrece en sacrificio de alabanza, invocando el nombre de su Padre amado, en el gozo del Espíritu Santo, para cumplir, ante todo el pueblo, con la misión encomendada por el Padre Bueno. ¿Cómo podemos pagar al Señor, todo el bien que nos ha hecho? Solo hay una forma, imitando la vida de Jesús. Este es el desafío de la vida consagrada hoy y siempre. Vivir la vida de Jesús, vivir como Jesús, ser otro Jesús en el mundo. (ver completo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario