9 ene. 2011

Para el nuevo año



Comenzamos el año 2011. Año que vendrá cargado de grandes y pequeños acontecimientos que irán tejiendo el día a día de nuestras vidas. 

Con el Evangelio en la mente y en el corazón, como nos anima San Benito, trabajemos por construir un mundo mejor, como nos enseñaron nuestros Padres y Madres en la fe, en la tradición del monacato, que supieron transmitir al mundo, a través de su oración y trabajo, vivido en la caridad dentro de los muros del monasterio, los auténticos valores que nos hacen personas, que nos elevan en nuestra dignidad de ser hijos de Dios. 

¡Ánimo! la tarea es apasionante. Pongamos manos a la obra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario