23 oct. 2017

“EL AMOR ES CAUSA DE LA BÚSQUEDA" S. Bernarso de Claraval


“El amor es causa de la búsqueda, y la búsqueda es fruto del amor. Encontrar a Dios es buscarlo sin cesar. En efecto, en esta vida no es una cosa buscar y otra encontrar. El premio de la búsqueda es seguir buscando. El deseo del alma queda colmado sencillamente por quedar insaciado, ya que ver a Dios no es otra cosa, propiamente, que no estar nunca saciado de desearlo”[1] .
              “Yo creo que ni aun cuando lo encontremos dejaremos de buscarlo. No se busca a Dios moviéndonos, sino deseándolo. Y el feliz encuentro no extingue los santos deseos, sino que los prolonga. ¿Acaso la plenitud del gozo adormece la añoranza? Es poner más aceite en la llama. Así es. Desbordará de alegría, pero no se agota el deseo ni la búsqueda. Imagina, si puedes, esta diligente búsqueda sin indigencia, ese deseo sin ansiedad” [2]



[1] S B. cant 84,I, 5.
[2] (S. B. cant 84, I,1).


No hay comentarios:

Publicar un comentario